¿Qué es?

El sistema robótico da Vinci es la última y más reciente evolución de la cirujía minimamente invasiva: dotado de una visión 3D de alta definición, teniendo instrumentación Endowrist y equipado con un sistema de control simple e intuitivo que permite al cirujano realizar intervenciones delicadas, afrontando cirugías complejas siempre con el sello de un mínima invasividad.

Nacido en el seno de Silicon Valley, a partir de patentes militares y desarrollado por la empresa californiana Intuitive Surgical Inc., el robot da Vinci se lanzó al mercado en 1999. Desde entonces, sin duda ha revolucionado la cirugía robótica de los Estados Unidos y en el resto del mundo, ofreciendo resultados, siempre mejores con el desarrollo de las sucesivas configuraciones.

Se remonta a 2014, la introducción del da Vinci Xi (IS4000), la versión más reciente y vanguardista del sistema robótico ya presente en el mundo con otras 3900 instalaciones.

La cirugía robótica da Vinci es la síntesis perfecta de las ventajas garantizadas de los procedimientos asistidos y la laparoscopia. El cirujano tiene de hecho una completa y nítida visión del campo quirúrgico, la posibilidad de tratar áreas anatómicas difícilmente alcanzables, todos mediante unos accesos discretos de unos pocos centímetros.

Precisión, mínima invasividad y seguridad en la intervención se traducen en una doble ventaja, tanto para el médico como para el paciente.

El uso del robot da Vinci asegura una mayor firmeza a la técnica quirúrgica, ya sea en el procedimiento de sustracción como en el de reconstrucción. Esto representa un gran beneficio para el mismo paciente que afronta una intervención menos traumática, con incisiones reducidas, un sangrado mínimo, una menor necesidad de transfusiones, una recuperación post operatoria menos dolorosa y más rápida, con una hospitalización por lo tanto más breve y una recuperación más rápida y mejor de la prevista.

Aviso legal Politica de privacidad Politica de cookies